Librerías de Castilla-La Mancha. Ayer y hoy

Dentro de los eslabones del mundo del libro los autores y, en menor medida, los editores tienen su papel claramente identificado, pero existe una carencia en cuanto al estudio y reconocimiento de la labor de los libreros en esa cadena. Los quince trabajos que componen esta obra se ratifican en la idea de que por lo general (siempre hay excepciones, obviamente), la librería trasciende la mera imagen de negocio. Sus impulsores han visto en ella, además de un medio lícito de ganarse la vida, una prolongación de sus afanes culturales, de sus búsquedas y preferencias, una plataforma para mejorar el nivel del conocimiento en sus respectivos emplazamientos.

Este libro es, de este modo, un recuerdo a las librerías que fueron, desde las más primitivas de finales del XIX o primer tercio del XX, a las más actuales. También a las que hubo en el medio y que, por unas u otras razones, han desaparecido de nuestras villas o ciudades; y a las que acaban de hacer su aparición en escena . El libro se abre con un trabajo de Julio Fdez. Sanguino sobre librerías en el siglo XIX; siguen dos artículos sobre librerías en Albacete (Concha Vázquez) y Almansa (Jesús Gómez Cortés); a continuación José Rivero analiza las de Ciudad Real capital y Antonio Galán se centra en la más antigua de todas, Ruiz Morote; Manuel Valero lo hace con las de Puertollano; José Fdo. Sánchez Ruiz con las de Alcázar, Pedro Torres con las de Almagro y Ángeles Jiménez con las de Vva. de los Infantes. La ciudad y provincia de Cuenca es tratada por José Luis Muñoz Ramírez, mientras Antonio Herrera Casado hace lo propio con la de Guadalajara. Isidro Sánchez estudia la creación de FOCUSA que dio lugar a Fuenteovejuna, mientras Enrique Sánchez Lubián repasa el resto de librerías toledanas. Por último, Juan Atenza recorre las librerías de Talavera, las abiertas y las que ya no están.

Formato 14×21,5 cm, fotos en b/n; 304 pags.

Precio: 20 €
SKU: BA89