Tadeus Kunzt acepta investigar un caso de un niño robado en un paritorio, de una clínica privada de Madrid, en 1981. Desde el primer momento se suceden los obstáculos: todo son dificultades para acceder a los archivos. Entra en un mundo hermético, lleno de sombras, donde sólo unos pocos facilitan datos fiables que permitan llegar a la madre biológica.
Cuando tiene el convencimiento de estar cerca de la solución del caso, comprueba que está dentro de un laberinto en el que todos los caminos se entrelazan y llevan a ninguna parte: datos falsos en los registros civiles, ausencia de registros hospitalarios, identidades falseadas, familias inventadas, mentiras… las víctimas han perdido sus
raíces familiares, extirpadas por distintos grupos que se reparten un pastel económico rentable, presentándose como benefactores de niños abandonados por sus propias madres. Los implicados en las distintas tramas son médicos, sacerdotes, monjas que trabajan en hospitales públicos y clínicas privadas, abogados y notarios, intermediarios a comisión… Las víctimas están indefensas.
Los niños robados buscan a sus madres biológicas, son hermanos que buscan a sus hermanos, madres que buscan a sus hijos…nunca les abandonaron: les robaron a sus hijos instantes después de nacer, les borraron sus identidades. Los jueces miraron para otro lado, para desentenderse de miles y miles de casos, que forman parte de la Historia Universal de la Infamia.

Precio: 18 €
SKU: 31